sábado, 21 de junio de 2008

Un hombre corta cabeza a mujer

Yhoenny Rosario tenía 23 años y era madre de cuatro hijos. Ayer un hombre le cegó la vida al cortarle la cabeza y el brazo izquierdo, a pocos metros de su vivienda en el sector Los Girasoles, en la capital.

El cuerpo cercenado a machetazos yacía en el suelo. Alrededor del cadáver estaban las sandalias negras que usó por última vez, un teléfono celular, presuntamente propiedad de su supuesto asesino, Henry Suero, la sangre que derramó su cuerpo y una inmensa multitud con cara de asombro por lo ocurrido.
El ataúd azul que guardará para siempre su cuerpo estaba a unos cuantos metros de la casa donde Yhoenny vivió por seis meses junto a su esposo e hijos. Allí la mirada inocente de dos de sus vástagos era prueba de ignorancia sobre lo ocurrido.
“Ella salió de aquí, y se iba a llevar los dos niños pequeños, pero yo le dije que los dejara para que jugaron con los míos. Lo veo a él que pasa con un machete y al poco tiempo oigo gritos y mucho movimiento y cuando fui el le había llevado la cabeza”, contó Santa Valenzuela.

No hay comentarios.: